6
mail
Contacto
telefono
Teléfonos
telefono
Calcula
Home
/
Noticias

4 CONSEJOS PARA TENER UNA CASA SOSTENIBLE

Puedes tener una casa sostenible si realizas pequeñas acciones, como reutilizar y optar por materiales ecoamigables.

Hacer un uso razonable de los sistemas de calefacción y refrigeración, apagar las luces cuando no se usen, reciclar y reutilizar, contar con un sistema de aislamiento o cambiar las bombillas de electricidad por bombillas de bajo consumo contribuye a preservar el medioambiente y permiten ahorrar en la factura de servicios públicos. Este artículo te permitirá cuidar la naturaleza desde casa sin necesidad de hacer cambios arquitectónicos:

 

  1. Reduce tu consumo eléctrico:

 

  • Desenchufa los aparatos eléctricos que no se usen

    Según un estudio de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) entre el 5% y el 16% del consumo energético de las casas proviene de los artefactos eléctricos que se dejan conectados en modo de espera (stand-by). Es importante apagarlos cuando no se usen, pues muchos consumen energía aun cuando no están en funcionamiento, a excepción de los artefactos de bajo consumo que vienen programados para ahorrar energía. Entre los aparatos que se deben desconectar están regletas, computadores, televisores y cargadores de celulares.

  • Reemplaza tus bombillos convencionales por bombillos LED

    Las bombillas LED consumen 80% menos energía que las bombillas halógenas tradicionales, de acuerdo con la IEA. Además, tienen mayor vida útil y no están compuestas de mercurio, por lo que no son contaminantes.

  • Aprovecha la luz natural

    En los momentos en que haya luz natural, es recomendable utilizarla en vez de las bombillas. Subir las persianas, correr las cortinas y pintar las paredes con colores claros permiten mantener la casa iluminada con recursos naturales.

  • Adquiere electrodomésticos con rendimiento energético eficiente

    Si te toca reemplazar algún electrodoméstico, opta por los certificados como A, A+ y A++, que llegan a consumir hasta 30% menos que los de categoría E, F o G.

 

  1. Optimiza tu consumo de agua:

 

  • Instala aireadores para los grifos

    Los aireadores o difusores que se instalan en la boca del grifo permiten que el agua se mezcle con el aire para reducir entre 30% y 50% del consumo. También existen piezas termostáticas que permiten prefijar la temperatura para no malgastar litros de agua hasta que salga caliente, por ejemplo, ni consumir energía para conseguir la temperatura adecuada.

  • Recoge agua

    Las duchas que no tienen grifos termostáticos tienen una pérdida significativa de agua, porque hay que esperar a que el agua salga a la temperatura deseada. Hay bolsas diseñadas para evitar malgastar estos litros. Se cuelgan en un soporte fijado a la pared y se inserta el grifo el tiempo necesario hasta que el agua comience a salir a la temperatura deseada.

 

  1. Recicla y reutiliza:

 

Reciclar y reutilizar son los principales pilares de la sostenibilidad. En casa, es posible darle segundas oportunidades a ciertos productos que estén en desuso y que no deben arrojarse a un recipiente de basura, como la ropa. Puedes cortarla o adaptarla para darle un nuevo uso o estilo. En todo caso, también puede donarse a quienes la necesiten o venderse en mercados de segunda mano. En caso de tener ropa de temporada, puede almacenarse en una minibodega para liberar espacio; tus pertenencias estarán bajo condiciones óptimas (con protección contra humedad, polvo y animales) y con monitoreo las 24 horas del día.

De igual forma, existen residuos que pueden reutilizarse antes de arrojarse a la basura, como borra del café, cáscaras de huevo, restos de verduras y frutas. Todos pueden servir como abono para el jardín, por ejemplo. A este movimiento se le llama Zero Waste (cero residuos).

 

  1. Remodela tu casa para hacerla más sostenible:

 

  • Empieza por las paredes

    . Si renuevas las paredes con pinturas ecológicas ayudas al medioambiente. Estas pinturas se elaboran con sustancias vegetales no contaminantes, a diferencia de las convencionales, cuya composición proviene de productos derivados del petróleo o sintéticos.

  • Aísla la casa

    Los huecos en puertas y ventanas permiten que se escape el frío en verano y el calor en invierno, lo que amerita un mayor consumo energético por el uso de los sistemas de calefacción y refrigeración. Sistemas de aislamiento como ventanas de doble y triple cristal, y el uso de alfombras, persianas y cortinas permiten evitar ese escape.

  • Adquiere muebles de madera

    . Si te toca cambiar de mobiliario, opta por muebles sostenibles, como los hechos con materiales naturales como madera y acero inoxidable. Procura elegir muebles bien hechos y duraderos; apoya también al comercio local. El mobiliario que cambias, así como otros objetos de decoración que desees conservar, también puedes almacenarlos en una minibodega.

 

Realizar pequeñas modificaciones a tus hábitos en casa y adoptar otras medidas que reducen la contaminación y el calentamiento global te permiten tener un espacio más ecológico y saludable para todos, al tiempo que ayudas a conservar los recursos para las generaciones futuras.