6
Contacto
Teléfonos
Home
/
Noticias
/
6 consejos para organizar el espacio cuando se piensa vivir en pareja

6 CONSEJOS PARA ORGANIZAR EL ESPACIO CUANDO SE PIENSA VIVIR EN PAREJA

Mudarte con tu pareja puede resultar apasionante y abrumador a la vez. Por eso te ofrecemos una serie de recomendaciones para que sobrevivas a la mudanza y planifiques con éxito ese primer hogar que compartirán ambos.

Nada se compara a la ilusión de habitar y construir ese primer hogar juntos. Las parejas, además de unir su vida, intentan juntar todas sus pertenencias en una sola casa. Lograrlo amerita planificación, orden y una buena comunicación entre ambos. No organizarse bien puede hacer que la situación se salga de control, ya que cada uno posee costumbres y personalidades diferentes que probablemente se van a ver enfrentadas a la hora de tomar decisiones.

 

 

Es totalmente normal que existan desacuerdos a la hora de amoblar la casa. Es parte de una fusión de dos hogares en donde cada quien intenta trasladar sus pertenencias y al mismo tiempo su esencia, con el fin de inyectar su toque personal a la nueva vida.

 

 

Sin embargo, pronto caerás en cuenta de que no podrás llevar contigo todas tus posesiones por las limitaciones del espacio físico. Entonces, te pones a pensar en aquellos objetos imprescindibles y en aquellos otros que te gustaría guardar en un lugar distinto para evitar que se atiborre el espacio.

Te ofrecemos una serie de recomendaciones para que todo salga como lo esperas y puedas mantener la armonía y el buen gusto en tu nueva casa:

 

 

 1. Haz un inventario de todas tus cosas

 

Escribe una lista con todas tus pertenencias. Es útil para visibilizar la cantidad de cosas que posees, ya que a veces no te imaginas el volumen de objetos que has estado guardando durante toda tu vida.

 

Tener una lista te hará llevar un control para priorizar de forma más efectiva aquellos objetos que necesitas llevar a tu nueva casa y poder encontrarlos de manera rápida a la hora de la mudanza.

 

Clasifica la lista teniendo en primer lugar los artículos que son indispensables y que en definitiva te acompañarán en este nuevo comienzo.

 

En segundo lugar, anota aquellos objetos que todavía no sabes si vas a poder llevar pero que de igual manera deseas conservar.

 

El tercer lugar estará conformado por aquellas cosas que realmente no utilizas y que pueden ser de utilidad para otras personas, así que piensa en donárselas a alguien más.

 

Recuerda que son dos personas compartiendo un mismo lugar, por lo que deben buscar un balance entre los espacios que van a ocupar.

 

 

 2. Practica distribuyendo los espacios de la nueva casa

 

 

Usa tu imaginación para hacer el ejercicio de distribuir todos los objetos entre los diferentes espacios. Determina qué debe ir en cada lugar. Con este ejercicio puedes confirmar qué cosas puedes llevar y qué cosas no son del todo necesarias. Quizá te percates de llevar ciertos muebles que sin este ejercicio no hubieses imaginado que necesitabas. También te pondrá a pensar en múltiples alternativas para acomodar tus cosas y las de tu pareja.

 

También asegúrate de tomar medidas de los espacios para comprobar que los muebles y objetos de gran tamaño caben en el sitio que determinaste para ellos. Así te evitarás sorpresas y dolores de cabeza a la hora de trasladar las cosas, puesto que hacerlo con anticipación te permitirá jugar con la ubicación en caso de que no encajen.

 

 

3. Renta una minibodega para almacenar el resto de tus cosas

 

Ya hemos mencionado que no va a ser posible mudar todas las pertenencias de dos personas a una sola casa. Cuando llegue el momento de la mudanza cada quien va a notar que le quedaron bienes por fuera, pero que considera importante conservar, bien sea porque le recuerdan un momento, porque fueron un regalo de alguien especial o porque simplemente tienen un alto valor sentimental.

 

No es necesario que te deshagas de todas tus cosas para poder iniciar una nueva vida. Para guardar lo que necesites existen las minibodegas. Allí puedes almacenar de forma fácil y segura todo aquello que no tiene cabida en la nueva casa.

  

"En una minibodega tienes la ventaja de guardar las cosas el tiempo que quieras y en el espacio que necesites, y la libertad de retirar tus pertenencias, usarlas y luego regresarlas sin generar costos adicionales".

 

Para conocer más de los beneficios de contar con un espacio de almacenamiento personal visita OIKOS Storage.

 

 

 

4. Incorpora elementos personales a la casa

 

Una de las cosas más entretenidas de armar una nueva casa es inyectarle tu toque personal. Ambos deben exhibir objetos que evoquen algún rasgo de su personalidad o que tengan un alto significado sentimental: recuerdos de la infancia, de la familia, portarretratos con los momentos más importantes que han vivido, etcétera. También es importante incorporar objetos que lleven el sello personal de ambos, como por ejemplo algún regalo o recuerdo de novios.

 

Esta es una buena manera de que se sientan conectados con la nueva casa, pues tendrán objetos que relacionen tanto el pasado de cada uno como todos aquellos momentos que han compartido juntos.

 

Únanse, a la vez, para definir el estilo con el que decorarán la casa. La vida en pareja es uno de los cambios más importantes en la vida de cualquier persona, así que procuren tomar decisiones en conjunto. Mantengan su personalidad pero busquen puntos en común, piensen en que la construcción de su nueva casa dirá mucho de su relación y de su capacidad para trabajar en equipo.

 

 

 

5. Contrata un servicio de mudanza

 

Mudar dos casas por sí solos no será sencillo y puede que les tome mucho tiempo. Lo más conveniente es hacer uso de algún servicio de mudanza para eludir el estrés que implica transportar cada una de las cosas.

 

Antes de hacerlo, procuren revisar las opciones que ponen a disposición cada una de las empresas, ya que algunas sólo ofrecen el camión para transportar los bienes, mientras que otras se encargan de ejecutar y planear la mudanza por completo. Estas últimas tienen la facilidad de empacar haciendo uso del material apropiado para ello, además de organizar y resguardar los objetos, así como de asesorar a la pareja con los planes más viables para el trasteo.

 

Comprueben, por último, su experiencia y confiabilidad a través de las recomendaciones que han dejado otros usuarios, pues esta empresa quedará a cargo de velar por tus bienes más preciados. Es sensato seleccionar entonces la que más garantías proporcione.

 

 

 

6. Ten todo listo para la mudanza

 

No dejes los preparativos para último momento. Comienza con tiempo el proceso de reunir, clasificar y guardar los objetos en cajas.

 

Etiqueta las cajas por habitación o áreas a las que corresponden: comedor, sala, cocina, baño, habitación principal. Conocer el contenido de cada una las ubicará inmediatamente en el lugar designado a la hora de desempacar. Todo estará ordenado y no te verás en la necesidad de abrir cada una de las cajas para saber qué está dentro o para intentar encontrar alguna pertenencia en específico.

 

 

Definitivamente para poder llevar a cabo este proceso con éxito deben tener disposición y buena comunicación como pareja. En el camino se darán cuenta de que son muchas tareas por resolver y de que quizá comenzarán a diferir cuando tengan que adoptar ciertas estrategias. Pese a esas dificultades, no hay nada que el diálogo no pueda resolver. Sigan estos consejos y pónganse siempre en el lugar del otro, de esa manera iniciarán este nuevo reto con buen pie.