6
mail
Contacto
telefono
Teléfonos
telefono
Calcula
Home
/
Noticias
/
Consejos para la casa de los abuelos

CONSEJOS PARA LA CASA DE LOS ABUELOS

Sentirse cómodo e independiente en casa es esencial para un adulto mayor. Estos consejos sobre organización de espacios te ayudarán a conseguirlo.

Los espacios deben evolucionar en función de las diferentes etapas de la vida. Cuando se trata de hacer cambios en casa lo más importante es adaptar el espacio a sus residentes. Después de los 75 años, por ejemplo, la energía disminuye, por lo que es necesario hacer cambios en el hogar de manera que sea más cómodo y seguro.

 

Es importante entender las necesidades de los adultos mayores respecto a la distribución y habitabilidad de los espacios, para adaptarlos a su ritmo de vida. El objetivo es que su vida no solo sea más cómoda, sino también dinámica y segura. 


 

Claves para organizar cada espacio de la casa

 

Las casas de una planta son la mejor opción para un adulto mayor: al no tener que subir o bajar escaleras se facilita la circulación y el acceso a los diferentes espacios de la casa. Si esto no es posible, también hay algunos cambios sencillos que pueden ayudar a que la casa sea más cómoda.

 

·        En la sala

Menos es más. Esto no solo es válido en la moda, sino también en la organización y decoración de espacios. La sala es el lugar en el que las personas pasan buena parte del día, sea para leer, ver televisión o recibir visitas. Es recomendable que este espacio cuente con muebles como sillas, sofás y sillones. Lo mejor es que tengan un diseño sencillo y unas dimensiones acordes con el tamaño de la sala, para que no esté sobrecargada.

 

Además, los muebles deben permitir la circulación de las personas y los asientos deben ser ergonómicos. Tanto la altura como la profundidad y la inclinación deben seleccionarse en función de las medidas del usuario. Esto es esencial para evitar compresiones en la parte posterior de las rodillas, para asegurarse que la espalda esté bien apoyada en el respaldo y para que los pies descansen correctamente en el suelo.

 

·        En la cocina

Es importante que las personas puedan hacer sus tareas cotidianas como regularmente lo han hecho sin importar su edad. La cocina, por ejemplo, es un espacio muy importante; es esencial que estos miembros de la familia puedan seguir utilizándola con normalidad. Para ello la organización es clave.

 

Los utensilios de uso diario, por ejemplo, deben ubicarse en los muebles más accesibles. También es bueno contar con muebles prácticos como mesitas con ruedas, que permitan trasladar ollas pesadas, platos o vasos de un lugar a otro de manera sencilla. Por otro lado, es recomendable guardar lo que ya no se utiliza o que solo se usa en épocas concretas como Navidad. 

 

Vajillas, copas y electrodomésticos pueden ocupar mucho espacio en la cocina y dificultar el acceso a los utensilios que se usan con frecuencia. Si no tienes espacio en casa para almacenarlos, una buena idea es optar por alquilar una minibodega. Allí se pueden guardar todas esas cosas que no se necesitan en la cocina y acceder a ellas para cuando se requieran. 

 

·        En el dormitorio

 

Tener un espacio despejado también es importante en el cuarto. Lo mejor es tener solo los muebles necesarios para que no haya obstáculos al caminar. Uno de los aspectos más relevantes aquí son los armarios. Es conveniente que estén bien iluminados y que las prendas de vestir, toallas o sábanas que más utilicen se ubiquen en los cajones más accesibles.

 

Si la habitación es pequeña, hay que dejar solo las cosas más necesarias. Si hay cojines o edredones que solo se usan en Navidad, por ejemplo, debes guardarlos en lugares donde no incomoden. Este tipo de cosas también se pueden guardar en una minibodega con las cosas de la cocina que no se utilicen. 

 

Las mesitas de noche no deben faltar. Lo mejor es que tengan espacio suficiente para colocar libros, lentes, un vaso de agua y una lámpara. Recuerda que la iluminación es esencial en la noche. Hay lámparas de modelos sencillos que se encienden fácilmente con tan solo tocar la base o incluso con unas palmadas. 

 

·         En el baño

Este es uno de los espacios donde hay que tener más cuidado para evitar caídas. Es importante que el baño sea accesible, espacioso y cómodo para que las personas se sientan seguras. Para facilitar el acceso a la ducha lo mejor es optar por puertas corredizas. Para aumentar la seguridad es recomendable que el suelo sea antideslizante. Se puede optar por cerámicas con rugosidades y en la ducha se pueden poner tapetes de goma para evitar deslizamientos en la superficie mojada. También ser recomienda instalar tubos de apoyo para hacer el espacio más seguro. En cuanto al lavamanos es mejor que los grifos sean de palancas y no giratorios para abrirlos y cerrarlos con mayor facilidad.

 

Finalmente, además de organizar los espacios de la casa para hacerlos más confortables, es importante enfocarse en la decoración. Las personas mayores suelen pasar más tiempo en casa porque ya no tienen las mismas obligaciones de antes, como ir a trabajar o llevar a los niños al colegio. Por tanto, es recomendable asegurarse de que el espacio sea armonioso y que las paredes tengan colores agradables y cálidos como amarillo, verde o azul en tonos pasteles y, por supuesto, blanco.

 

Asimismo, es importante asegurarse de que la temperatura del hogar sea agradable según la época del año; lo ideal es que se encuentre entre los 21 y 25 grados. También se debe reservar un espacio para el acondicionamiento físico donde hacer yoga o meditar si así lo quieren, o incluso un espacio donde puedan disfrutar sus pasatiempos.

Con una buena organización de los espacios, una decoración apropiada y una iluminación correcta cualquier casa puede ser mucho más cómoda, agradable y segura para todos.